Cómo prevenir caries dentales en niños

Una pregunta muy habitual entre los padres, especialmente entre los primerizos, es la de cómo prevenir las caries dentales en los niños. Hoy, respondemos a esta pregunta para que puedas estar tranquilo con la salud bucodental de tu pequeño.

¿Qué son las caries dentales en los niños?

Las caries son erosiones en los dientes provocadas por el sarro, una sustancia formada por gérmenes que fabrican ácidos que son capaces de destruir el esmalte dental (la capa superior del diente).

Una vez se ha destruido el esmalte dental, las bacterias pueden entrar en el diente e ir comiéndoselo desde dentro (aunque aún siguen haciéndolo desde fuera), y, llegado el caso, atacar la raíz del diente.

Durante todo el proceso anterior, todo el riesgo al que uno se enfrenta es a una mala estética y algún problema de masticación (aunque no son problemas menores que debas despreciar). Pero, cuando la caries llega a la raíz del diente, significa que se ha alcanzado el nervio.

En este momento, comer puede ser una auténtica tortura, porque cualquier aumento en el calor o en el frío, o cualquier otro tipo de contacto con el nervio puede generar un dolor muy fuerte. Y, claro, has dejado una vía abierta para llegar al nervio durante la masticación o al beber cualquier tipo de bebida.

Por lo tanto, lo más conveniente es coger las caries a tiempo. De lo contrario, los efectos pueden ser realmente dañinos. Y esto sucede tanto en adultos como en niños.

¿Cuáles son las causas de las caries en los niños?

Las causas de las caries en los niños son siempre las mismas (que ya hemos señalado más arriba). El proceso por el que se produce esa causa es el siguiente:

  • Formación de placa: La placa dental es una película pegajosa que recubre los dientes, y que se genera por una mala higiene. Además, comer azúcares y almidones hace que esta placa crezca más aún. Cuando tienes esos almidones y azúcares disponibles sobre los dientes, las bacterias empiezan a alimentarse de ellos, y durante este proceso se forma el sarro, que sirve de protección para la placa. Es decir, tienes bacterias que no puedes eliminar porque están protegidas por el sarro.
  • Ataques de placa: Una vez sucede lo anterior, la placa genera una serie de ácidos que desgastan los minerales del esmalte de los dientes, provocándose orificios. Esta es la primera etapa de la caries. Tras esto, las bacterias llegan a la dentina, que es la siguiente capa del diente. Y en la dentina hay pequeños tubos que se comunican con el nervio del diente.
  • Destrucción continua del esmalte: A medida que las bacterias avanzan, acaban llegando a la pulpa del diente, una zona donde hay nervios y vasos sanguíneos. Esta zona es susceptible de inflamarse (a diferencia de las anteriores), pero, como está dentro del diente, no tiene espacio para inflamarse. Así que se inflama hacia abajo, presionando el nervio, y provocando dolor.

¿Cómo se pueden prevenir las caries dentales en los niños?

Para prevenir las caries, lo mejor que se puede hacer es tener una correcta higiene bucodental, cepillando los dientes tres veces al día y utilizando la seda dental. Y esto hay que hacerlo desde que los niños son bien pequeños, para que desarrollen el hábito.

Cómo prevenir las caries dentales en niños

Por otro lado, también es recomendable visitar al dentista, en este caso una clínica de odonopediatría,  con regularidad, para que, en el caso de que, pese a lo anterior, aparezcan caries, se puedan detectar durante las primeras etapas y resolver el problema sin que se agrave.

Como puedes ver, prevenir las caries en los niños es algo relativamente sencillo siempre que se forme un buen hábito de higiene dental. No debería ser un gran problema si somos capaces de ser constantes con los pequeños y, sobre todo, si ven que nosotros lo hacemos.

Si te ha interesado este artículo quizás quieras leer:

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *