¿Cómo superar el miedo al dentista en niños?

como superar el miedo al dentista

El dentista no suele gustar. Esto es un hecho incontestable. Y a los niños, mucho menos. Pero, en muchas ocasiones, somos los propios adultos los que transmitimos nuestros miedos e inseguridades a los más pequeños. Hoy, como clínica dental en Valencia  te explicamos cómo hacer que los niños superen el miedo al dentista.

Claves para superar el miedo al dentista

A continuación, te indicamos algunas claves generales para superar el miedo al dentista en niños:

  1. Relación natural entre el niño y el dentista: en primer lugar, es importante crear una relación natural entre el niño y el dentista. Para ello, es importante que el pequeño acuda al dentista desde bien pequeño, aunque sea acompañando a sus padres o hermanos. De esta forma, se irá creando una relación natural con el dentista.
  2. Enseñar con el ejemplo: por otro lado, es importante enseñar con el ejemplo. Lógicamente, si nosotros nunca vamos al dentista, no podemos culpar al pequeño por tener miedo de algo que nunca ha visto que nosotros hagamos. En cierto sentido, le estamos obligando a pasar por algo él solo, sin que tenga un ejemplo de cómo actuar por nuestra parte. Esto debemos evitarlo a toda costa.
  3. Naturalidad en las visitas al dentista: en el día a día, debemos actuar con naturalidad a la hora de tratar el tema del dentista. Sin embargo, más allá de eso, en las propias visitas debemos actuar con naturalidad. Una muy buena práctica es dejar que el pequeño vea el instrumental que utiliza el dentista. Aunque pueda parecer que esto va a provocar más miedo, lo cierto es que la familiarización con lo que hay en el lugar es algo que calma a nuestra mente (también la de los más pequeños).
  4. Actitud positiva: evidentemente, hay que mantener una actitud positiva en todo momento. No podemos pretender que el niño no tenga miedo de ir al dentista si cuando nosotros tenemos que ir estamos todo el día en casa diciendo que qué miedo, que cuánto daño nos van a hacer. Debemos tener siempre una postura y una actitud positivas de cara al dentista, para que el niño lo perciba y nos emule.

En general, con estos consejos generales, podremos asegurarnos de que el pequeño tenga una buena relación con el dentista. No obstante, puede que haya ocasiones concretas en las que el pequeño esté nervioso antes de acudir al dentista. Para esos casos, te damos consejos en el siguiente apartado.

Cómo tranquilizar a un niño en el dentista

Existen diferentes formas de tranquilizar a los niños antes de ir al dentista. Más allá de los consejos que te hemos dado anteriormente, podemos mencionar los siguientes consejos prácticos para los momentos inmediatamente anteriores a acudir al dentista:

  1. Actuar con normalidad salvo que el niño muestre nerviosismo: si el niño no presenta ningún nerviosismo ni miedo, lo mejor es no hacer nada. Al fin y al cabo, estamos hablando de que debemos mantener la naturalidad, así que… ¿Por qué íbamos a actuar diferente que si acudimos al supermercado? Solo hay que actuar si el niño demuestra miedo o nerviosismo.
  2. Preguntar qué le preocupa: otra cosa que se puede hacer es preguntar qué le preocupa exactamente y explicarle por qué no tiene por qué tener esa preocupación, explicándole en qué va a consistir la intervención.
  3. Refuerzo positivo: ofrecer un premio por portarse bien y no tener miedo también puede ser una buena idea.

Como puedes ver, los niños no tienen por qué tener miedo al dentista. Podemos evitarlo si ven que nosotros no lo tenemos y que normalizamos esa situación. De esta forma, nuestro pequeño no tendrá tanto problema y se desarrollará con una mejor relación con un profesional tan importante para su salud. En OM-E Clinics contamos con un equipo de expertos en odontopediatría en Valencia. ¡Infórmate!

 

¿Cuándo llevar a un niño a la primera consulta odontopediátrica?

primera consulta odontopediátrica

Una de las preguntas que nos hacen más a menudo es la de a qué edad hay que llevar a un niño a su primera consulta odontopediátrica. Esta es una importante pregunta entre los padres, así que desde nuestra clínica dental en Valencia vamos a tratar de resolverla.

¿A qué edad debo llevar a mi hijo por primera vez al dentista?

llevar-a-mi-hijo-primera-vez-al-dentista

La recomendación de a qué edad llevar a un niño por primera vez al dentista ha cambiado bastante a lo largo del tiempo.

En un primer momento (hace unos años) se consideraba que lo mejor era llevarlos cuando la dentadura de leche estaba completa (es decir, cuando estaban los 20 dientes ya formados). Esto sucede alrededor de los tres años de edad.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, esta idea ha quedado desplazada por otra que se centra más en la prevención de problemas. Así, se considera que lo mejor es llevar al pequeño a la primera revisión odontológica cuando cumple los 12 meses. O sea, en el primer año.

El objetivo de llevarlo tan pronto es poder evaluar cómo está su boca y, por tanto, poder tomar decisiones preventivas si se percibe que algo no está yendo en la dirección correcta. Además, llevar al pequeño al dentista desde tan joven, puede hacer que se acostumbre al dentista, evitando posteriores problemas.

¿Qué se hace en las primeras revisiones odontológicas a un niño?

Probablemente te hayas quedado pensando en qué se hace en una revisión odontológica a un pequeño que, en ocasiones, ni siquiera tiene dientes todavía la mayoría de los dientes (aunque a menudo con un año ya han aparecido casi todos los dientes principales a excepción de las muelas).

Pues, como hemos dicho, se llevan a cabo tareas de prevención. El odontólogo llevará a cabo una revisión tanto de los dientes como de las encías para, por ejemplo, ver si están apareciendo caries derivadas del biberón.

También se evalúa si hay problemas de mordida cruzada o abierta, o si se prevé que haya algún problema de maloclusión en el futuro, y, de esta forma, poder tomar las medidas necesarias para corregirlo.

Otro punto importante es el de conocer los hábitos del pequeño y poder corregirlos a tiempo (para esto, lógicamente, es fundamental una correcta comunicación entre la madre y el odontólogo).

¿Qué debo hacer al llevar por primera vez a mi hijo al dentista?

Lo más importante es transmitir al niño una sensación de seguridad y confianza. Puesto que en las primeras sesiones no hay ningún procedimiento doloroso ni especialmente invasivo, el pequeño no debería tener problemas.

Sin embargo, si nosotros no tenemos una buena percepción del dentista, podemos transmitir esos miedos al pequeño. Tenemos que tratar de evitar esto y contribuir a que se cree una relación de confianza y comodidad entre el pequeño y el dentista desde un primer momento.

Con ello, los posteriores tratamientos, que sí pueden llegar a ser más dolorosos, se recibirán de una mejor forma y con una mejor actitud por parte del pequeño. Así que es importante transmitir esta confianza desde el primer momento.

Como puedes ver, aunque tradicionalmente se había considerado que la primera visita al dentista debía llevarse a cabo a los tres años, aproximadamente, en la actualidad se recomienda llevar a un niño a la primera consulta odontopediátrica al cumplir el primer año. ¡Esperamos que este artículo te haya resultado útil! Y por supuesto no dudes en visitar a nuestro equipo de especializado en odontopediatría en Valencia.

Si te interesa llevar a tu hijo a una consulta de odonpediatría contacta con nosotros en nuestra clínica OM-E Clinícs en Valencia o a través de nuestras redes sociales.

Si te gustó este artículo tal vez te podría interesar:

Tratamientos de odontopediatría más frecuentes. 

¿Cuáles son los tratamientos de odontopediatría más frecuentes?

tratamientos odontopediatria en valencia

En el mundo de la odontopediatría, como puedes imaginar, existen multitud de tratamientos. Sin embargo, hay algunos que son mucho más frecuentes que otros, y que no tienen nada que ver con los más frecuentes en adultos. Por ello, hoy, te explicamos cuáles son los tratamientos de odontopediatría más frecuentes.

Los tratamientos de odontopediatría más habituales entre los niños

tratamientos-odontopediatria-mas-frecuentes

A continuación, te indicamos cuáles son los tratamientos más habituales en odontopediatría y en qué consisten:

Sellado de surcos y fisuras

Uno de los tratamientos más habituales en odontopediatría es el del sellado de surcos y fisuras. Lo que se busca con ello es rellenar las posibles fisuras que aparecen en ocasiones en la superficie de los dientes.

Se trata de una intervención sencilla, que no produce ningún dolor y que, adicionalmente, permite proteger a los niños de que tengan caries (puesto que la comida no se queda en dichos surcos y fisuras y eso evita que proliferen bacterias).

Pulpectomía

La pulpectomía es uno de los tratamientos de odontopediatría más frecuentes que se parece bastante a la endodoncia típica de los adultos. Sin embargo, el nombre es diferente, puesto que la pieza dental afectada es de leche y no el diente ya definitivo.

Conviene recordar en este punto que una endodoncia es un tratamiento que se aplica a los adultos cuando una caries ha llegado a la pulpa del diente. Pues aquí es lo mismo, pero con el diente de leche.

Obturación o empaste de caries

El empaste de caries es, con diferencia, uno de los tratamientos más habituales entre los niños. Y el nombre técnico del empaste de caries es la obturación. Por tanto, cuando oigas este término, ten claro que están hablando de un empaste dental.

Puesto que los niños acostumbran a comer bastantes dulces, es habitual que desarrollen caries. Es por ello que este es uno de los tratamientos más frecuentes entre los pequeños del hogar.

Es importante mantener a raya estas caries y, si aparecen, tratarlas rápidamente, puesto que si llegan al nervio podría llegar a provocar otros problemas más graves y, sobre todo, mucho dolor (además de que, si se llega a ese punto, el tratamiento es más costoso).

Aplicación de flúor

Otro tratamiento de odontopediatría habitual entre los más pequeños es la aplicación de flúor. Este, como puedes imaginar, no es un tratamiento para resolver un problema, sino que es un tratamiento de los que llamamos preventivos.

La aplicación de flúor es un tratamiento destinado a fortalecer el esmalte de los dientes y ayudar a que los niños crezcan con dientes sanos y fuertes. De esta forma, es menos probable que aparezcan otros problemas, con el consecuente aumento del bienestar del niño y la reducción de los costes de sus tratamientos bucodentales.

Ortodoncia

Por último, tenemos la ortodoncia. Este es un tratamiento que se empieza a utilizar más tarde, cuando ya han aparecido los dientes definitivos. Con el corrector dental, lo que se consigue es que la aparición y el desarrollo de los dientes se haga de forma óptima.

Esto no tiene un objetivo puramente estético, sino también funcional. Si los dientes no se desarrollan adecuadamente, podrían aparecer problemas de maloclusión o de mordida. Con el aparato dental, se previenen ese tipo de problemas (y, adicionalmente, se mejora la apariencia de la boca, que el aspecto estético también es importante, claro).

Como has podido ver, los tratamientos de odontopediatría en Valencia más frecuentes no tienen nada que ver con los tratamientos odontológicos más frecuentes entre los adultos. Esperamos que te haya resultado información útil y de interés… ¡Porque la salud dental de los más pequeños es importante!

Si te interesa este o algún otro tratamiento contacta con nosotros en nuestra clínica OM-E Clinícs en Valencia.